Número de telèfon

(+34) 695 64 11 51

Correu electrònic

info@apropgranollers.com

Horari

De Dilluns a Divendres

El confinamiento está suponiendo, entre otras muchas cosas, un duelo para todos nosotros: hemos perdido libertades, rutinas y el abrazo y consuelo de nuestros seres queridos. Mucha gente está sufriendo y muriendo mientras que personal sanitario, de emergencias, de seguridad y dependientes – los auténticos héroes y heroínas – están dándolo todo por la sociedad. Pero sobre todo lo que nos une es esa sensación de gran incertidumbre.

Ésta nos genera auténtico pánico porque nadie nos ha explicado que es, ni cómo afrontarla ni siquiera para qué sirve. Pero, queridos y queridas, si la vida es algo es justamente eso: Incertidumbre.

La incertidumbre es NO SABER qué pasará en un futuro próximo. Es falta de información absoluta hacia el futuro. No saber el tiempo que durará esta crisis (no tener clara una fecha de fin) y, a la vez, no saber nada de lo que ocurrirá durante este tiempo, porque muchas de las explicaciones posibles podrían encajar.
Profundicemos un poco más. La convicción de pensar e intentar predecir aquello que ocurrirá en el futuro es totalmente ilusorio. Es un constructo mental ya que no sabemos nada de lo que ocurrirá en nuestras vidas ni tampoco podemos controlar nada de lo que pasa ahí fuera. El problema es que nuestra mente es adicta al control, a saber qué ocurrirá mañana, nos hemos acostumbrado a eso, a tener un cierto control.
Como seres humanos con funciones cognitivas avanzadas hemos sido capaces de diseñar una organización social a escala mundial que nos ha permitido avanzar como especie, lograr objetivos que hace miles de años hubieran sido imposibles incluso de imaginar. Hay que reconocer que todo esto ha sido posible gracias a nuestra mente pensante. Hemos sido capaces de predecir, imaginar y crear millones de cosas que nos han permitido llegar al momento presente: ¡somos unos privilegiados! Pero… ¿a costa de qué hemos llegado hasta esta situación?

¿Qué nos viene a enseñar el COVID-19?
Que nuestro ritmo y estilo de vida no puede desarrollarse al margen del resto de organismos de la Tierra. Hemos roto el equilibrio. Quizá ha llegado el momento de replantearnos como hemos estado actuando. No vamos a entrar en detalle porque daría para mucho rato, os invito a que lo reflexionéis vosotros mismos partiendo de la base que sólo hace falta ver cómo RESPIRA la tierra, la naturaleza, ahora que estamos confinados en casa.

¿Cómo se gestiona la incertidumbre?
Para empezar reconociéndola y entendiéndola. La falta de información sobre el futuro próximo nos genera MIEDO y ANSIEDAD. Si creemos que no tenemos recursos suficientes para gestionar estas emociones y hacer frente a esta situación, encima podemos sentir ESTRÉS. Por lo tanto, el primer paso es reconocer estas emociones y darnos permiso para sentirlas.

¿Para qué sirve la incertidumbre y qué podemos hacer al respecto?
Entender y aceptar que todas las predicciones de futuro son sólo eso, predicciones. A nuestra mente no le gusta nada escuchar esto, pero la realidad es que no podemos controlar prácticamente nada de lo que ocurre a nuestro alrededor. Lo que sí podemos controlar es lo que ocurre en nuestro interior.
Por lo tanto, supongo, que ya habréis deducido para qué sirve la incertidumbre.

Sirve para dejar de tener el foco fuera de nosotros, en lo que no podemos controlar ni predecir ni saber, y redirigir todos esos esfuerzos mentales a nuestro interior, a desarrollar pensamientos positivos así como nuestro crecimiento emocional y espiritual.

Quizá el COVID-19 viene a enseñarnos que debemos empezar a mirar hacia nuestro interior en vez de nuestro exterior. A comprobar que todos los seres vivos somos igual de importantes y de preciosos, por el simple hecho de estar vivos, sin importar el aspecto exterior. Quizá hemos de dejar de pensar en yo-yo ya-ya para empezar a pensar en nosotros como colectivo y en respetar los ritmos y los procesos de cada ser vivo. Quizá ha llegado el momento de recuperar los valores que se han perdido en la sociedad consumista y empezar a construir una sociedad más respetuosa, que tenga en cuenta la desigualdad y la vulnerabilidad entre muchas otras cosas. Ahora tenemos una oportunidad para verificar que nos unen las mismas circunstancias, donde no llegamos solos sí podemos en conjunto, y ahora más que nunca necesitamos la solidaridad de todos.
Este momento pasará y seguro que habremos sacado un gran aprendizaje. ¿Por qué no empezar ya a reflexionar las cosas que podemos mejorar?

Avatar

Aprop Granollers

APROP GRANOLLERS som un centre multidisciplinar creat al 2019 de la mà d’un equip de professionals del món de la salut, l’educació i els recursos humans. La nostra finalitat és fer arribar-vos la possibilitat de tenir un espai personal on poder compartir, treballar i desenvolupar tot allò que us preocupa.

Articles recomanats

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *